EL FRENTE DEL MUNICIPIO.

El fuerte activismo que desarrolla el presidente municipal José Ramón Enríquez Herrera, ha topado con resistencias que pueden considerarse normales ante la movilidad del alcalde duranguense de oposición.

Alcalde250317

En la última semana, al menos dos temas han acaparado la atención del alcalde y su entorno, pues por una parte, el anuncio de la realización de festividades de la ciudad por parte del Ayuntamiento y el señalamiento del presunto cobro de un impuesto a carreras generó cierto roce en algún sector de la sociedad.

Enríquez Herrera precisó en la conferencia de prensa realizada en la mañana del jueves, antes de la tradicional reunión del cabildo, que su administración no impulsó la creación del gravamen a las carreras, y puntualizó que el impuesto data del 2004.

El domingo 19 de marzo, tras celebrarse una carrera, Armando Guerrero, organizador de ese tipo de eventos, señaló públicamente que el ayuntamiento buscaba cobrar un 15 por ciento a quienes se dedicaran a la preparación de ese tipo de eventos.

En redes sociales el tema provocó un intenso intercambio de comentarios, aderezados en algunos de casos por adjetivos, que simplemente entorpecen la comunicación de puntos de vista y que desbordan lo que puede ser un dialogo civilizado.

Durante los días subsecuentes, el tema estuvo presente en diversas notas informativas, y el jueves el alcalde lo retomó para deslindarse de la autoría u origen del mismo, además de señalar que habría de convenir con quienes se dedican al tema para evitar ese cobro.

Un reportero especializado en deportes, nos precisó que ese impuesto efectivamente se impulsó desde la época del extinto Jorge Herrera Delgado, quien incluso llegó a celebrar un foro donde involucrados en el tema emitieron su opinión, y finalmente el impuesto avanzó en el ámbito municipal y posteriormente a nivel estatal.

Hay pues, certidumbre en el hecho que ese impuesto es un tema heredado por la actual administración, y ahora quizá en donde hubo un cambio fue en el hecho que ésta buscó hacerlo efectivo y ello propició la reacción de organizadores como Guerrero.

Ahora viene el proceso de lograr acuerdos para que aquellos eventos en donde más allá del lucro se busque fomentar el deporte puedan quedar sin el pago de ese gravamen, del que en sus inicios, en 2004, se señaló que habría un fideicomiso cuyo objetivo sería fomentar actividad deportiva.

En el segundo caso, en donde el alcalde se ha envuelto en una dinámica de comentarios, es en el de los festejos que pretende desarrollar el Municipio en el marco de la fundación de Durango, lo cual ha propiciado todo tipo de reacciones.

Si bien los empresarios han expuesto cierto rechazo a la realización de festividades paralelas a la de los Festejos de la Ciudad que desde hace algunos años se desarrolla desde el Gobierno estatal, el propio gobernador José Aispuro Torres expresó públicamente su respaldo a cualquier manifestación de festejo que se pueda realizar en torno al 454 aniversario de la ciudad.

Enríquez Herrera ha puntualizado que la celebración del Municipio no se empalmará a lo que se desarrolle en el ámbito estatal y por lo que ha mencionado, las celebraciones tendrán un corte más cultural que de otra índole.

Es sabido que el Alcalde ha buscado, y logrado desmarcar la actividad municipal del Gobierno estatal pues desde septiembre el Alcalde capitalino ha dejado de ser un simple acompañante del ejecutivo estatal, lo cual no ocurría desde que el PT gobernó el municipio de Durango.

Para culminar el ajetreó, el tesorero municipal, Francisco Bueno Ayup, ayer fue señalado de diversas anomalías por parte del empresario Fernando Rodríguez González, lo cual ahora abre el frente de un tema presuntamente jurídico, pues los denunciantes dijeron que formalizaran querella.

GABINETE ESTATAL SIN AJUSTE.


Pese a las especulaciones y las acciones que podríamos considerar de hierros de algunos miembros del gabinete estatal, el gobernador José Aispuro Torres parece que no hará ajuste alguno en su equipo de colaboradores.

Para tranquilidad de los miembros del gabinete estatal, el Gobernador al parecer no visualiza cambios, pues así se apreció durante la entrevista que ofreció en el marco de las celebraciones del natalicio de Benito Juárez.

El Gobernador evitó establecer si habrá cambios, y apeló a la potestad que tiene el mandatario para poder realizar los ajustes cuando el propio ejecutivo los crea pertinentes, sin necesidad de contar con la renuncia de los involucrados.

Los reporteros preguntaron cuando menos en tres ocasiones por los cambios,  y en cada ocasión la respuesta del mandatario fue evitar establecer signos de alguna medida de ajuste, aunque en todo momento hizo hincapié que esa potestad la puede usar cuando sea necesario.

Los primeros seis meses de la actual administración estatal han transcurrido de cierta forma de manera rápida, con expectativas quizá incumplidas, porque a excepción de una persona, de nivel mediano, fue la única privada de su libertad por las presuntas anomalías financieras en las que se habría incurrido en la pasada administración.

La esperanza de un buen segmento de la sociedad de proceder a castigar, y en algunos casos la exigencia era casi de linchar a quienes se fueron, es, hasta cierto punto, imposible de cumplir, pues las operaciones de las cuales se sacó beneficio económico tienen cierto grado de complejidad, al menos es lo que se puede interpretar con base en las declaraciones que se han hecho en este tiempo.

El nuevo Gobierno, se ha conformado con un crisol de personajes cuyos antecedentes van desde ser priistas hasta ser personajes de la izquierda o bien del PAN, partido que se convirtió junto con el PRD  en el vehículo mediante el cual se sacó del Gobierno estatal al PRI.

En los hechos, se puede pensar que hay un Gobierno de coalición, en donde quien está a cargo de la política social, ha desarrollado su actividad con un toque más del activista que toda su vida ha sido, por lo que no es de extrañar que haya realizado ya una consulta a comunidades indígenas para direccionar la manufactura de uniformes escolares.

En el área de promoción económica y de finanzas, ambos personajes provienen del sector privado, por lo que son un tanto más ejecutivos, menos políticos, y en ese margen quizás con menor sensibilidad, aunque si prestos a lograr resultados, lo cual es de importancia para Durango.

Es deseable que en el área de finanzas se logre estabilizar y dinamizar el sector pues, en buena medida la economía local depende de cómo sea manejada esa instancia, y en los primeros seis meses, sin lugar a dudas ha habido dificultades, aunque la esperanza es que haya ya cambios a partir de que se liberen las participaciones.

En el sector agropecuario, la cabeza es una persona que logró conocer el estado cuando fue delegado de Sagarpa, sin embargo el resto de los integrantes de esa dependencia son, casi todos, expresidentes municipales, que tienen la esperanza de lograr una convergencia.

Antes de entrar en la vorágine del proceso electoral del 2018 hay poco tiempo, por lo que es muy deseable que finalmente el Gobierno estatal despliegue ya su marcha, pues muy seguramente en la temporada electoral habrá dificultades de todo tipo para cumplir con las promesas de la campaña electoral del año pasado.

LENTO DESPEGUE GUBERNAMENTAL.

Los primeros seis meses de Gobierno, tanto en el ámbito municipal como estatal, ha sido un difícil tránsito para los integrantes de las nuevas administraciones que siguen presionados para lograr resultados en el menor tiempo posible.

La administración estatal, encabezada por el gobernador José Aispuro Torres, intenta tomar su paso, sin embargo, el reclamo social para sancionar a aquellos que incurrieron en presuntas anomalías impide que puedan avanzar.

Ese reclamo, alentado por mensajes emitidos durante la campaña electoral, impide tanto al Gobierno estatal como municipal posicionarse para emprender nuevos derroteros o metas que puedan ofertar a los ciudadanos.

Quizá a partir del presente mes, finalmente el Gobierno del estado pueda formalmente esbozar ya sus acciones  gubernamentales, pues hasta ahora ha tenido que hacer frente aún a obras como el puente LaSalle que se emprendió desde la anterior administración y que  representó hasta en momentos un lastre.

El Gobierno estatal presenta cierta falta de uniformidad, pues por ejemplo, hay algunas dependencias en donde difícilmente se hace eco a la pauta que marca el Ejecutivo estatal, y aunque es algo que pudiera resultar positivo, como seguimos con el análisis con referentes a la era priista, nos retumba que haya servidores de primer nivel que tengan sus propias prioridades no necesariamente sujetas a la directriz del gobernador.

La evaluación debe de ser en todo caso en torno a los resultados que arrojen las iniciativas propias de cada servidor público y no tanto a si se pliegan a las directrices del Gobernador que se muestra ante los medios con mayor seguridad, como quien empieza a asentarse en la silla del poder ejecutivo.

En el caso del municipio de Durango, el Alcalde ha desarrollado, sobre todo en los primeros dos meses del presente año, un fuerte activismo en la Ciudad de México, por lo que en ocasiones pareciera tiene un desfase sobre los datos locales.

Es cierto que en el centro del país muchas cosas se definen, sin embargo, el estar atento sobre lo que sucede en el entorno de la ciudad, nunca está de más aún para José Ramón Enríquez Herrera que tiene tablas para ubicarse.

El alcalde Enríquez Herrera marcó también un cierto deslinde hacia el Ejecutivo estatal, o quizá la costumbre de ver en la era priista al presidente municipal de la capital como mera comparsa, nos impide digerir que son entes gubernamentales diferentes.

Aquí lo deseable es que esa sana separación no se lleve al extremo y después se presente enfriamiento de la relación, como ocurrió hace seis años cuando el entonces ejecutivo se enfrentó en silencio contra el alcalde.

Obvio, en ese tipo de circunstancias quienes pierden son los ciudadanos, pero en el caso, parece ser que el mensaje ha quedado claro, y es que, el Gobierno municipal tiene su propio radio de acción no supeditado al Gobierno estatal.

Han sido ya un par de eventos, en donde aparecen tanto el Gobernador como el Alcalde, como ocurría en el pasado, pero de antemano se observa que el Presidente municipal goza de un espacio propio, y no es avasallado por el ejecutivo.

En el Gobierno municipal prácticamente no hay notas discordantes, existe mayor uniformidad entre los directores de las dependencias municipales.

Los análisis de los periodistas siempre son oportunos para quienes están en los Gobiernos, pues se otorga una vista desde afuera, desde lo que percibe la mayoría de los ciudadanos, y quizá este articulo se circunscribe en el tema.

RENOVACION DE DIRIGENCIAS ESTANCADAS.

La renovación de la dirigencia en el PAN y PRI se ha estancado, sin embargo, al menos en el primer partido tras la renuncia formal de Juan Quiñones, se tendrá que elegir un nuevo líder partidista de forma inminente.

Quiñones formalizó su renuncia y con ello la Comisión Estatal del PAN puede elegir al nuevo dirigente, mismo que podrá fungir mientras que el Comité Ejecutivo Nacional emite la convocatoria respectiva para protocolizar la renovación de la presidencia del Comité Directivo Estatal panista.

Si bien, el secretario general, José Antonio Ochoa debió asumir la presidencia, la Comisión Estatal podrá nombrar a algún panista como nuevo presidente, mismo que será quien se encargue de procesar la elección para elegir al nuevo dirigente estatal.

La medida quizá pretende generar condiciones para lograr la intervención del Comité Ejecutivo Nacional para lograr la emisión de la convocatoria correspondiente, sin embargo, a nivel central hay cierta resistencia a emprender la renovación pues se carece de una definición en la esfera del poder ejecutivo.

Si bien, en teoría, la elección del nuevo líder del PAN compete exclusivamente a la militancia, es indudable que se deberá contar al menos con opinión del ejecutivo estatal para poder ubicar al o los principales aspirantes a esa posición.

Cabe recordar que tras el triunfo electoral del 5 de junio, el Gobernador José Aispuro Torres sostuvo una reunión con panistas en la sede del Comité Estatal y señaló su deseo de lograr contar con un candidato de unidad a la dirigencia estatal pues recordó que se venía inmediatamente el reto de la elección presidencial y de diputados donde se requiere lograr triunfos para permitir un tránsito más ágil en el Congreso del Estado.

Si en la esfera panista se ha emplazado a la renovación, en el PRI sus grupos internos siguen con presiones para lograr enderezar la balanza hacía algún lado, y por lo pronto prácticamente inhabilitaron al delegado del Comité Ejecutivo Nacional, el senador Daniel Amador Gaxiola.

La alcaldesa de Gómez Palacio, Lety Herrera, expresó tajantemente su rechazó al senador porque, según el dicho de la senadora con licencia, Amador Gaxiola no acudió a la región lagunera a escuchar a los grupos de priistas y sólo se quedó en la capital del estado para atender a algún grupo de priistas.

A la fecha persisten entre los eventuales nuevos líderes del PRI Jorge Mojica Vargas, el diputado local, Enrique Benítez, Héctor Vela y el diputado federal, Oscar García, de entre quienes seguramente podrá salir el nuevo presidente estatal priista.

El interés sobre la definición en el liderazgo del PRI cobra importancia cuando, desde ya, se hacen proyecciones sobre quien podría ser el candidato de ese partido al Senado de la República, y también porque ahí se puede definir también quienes tendrían mayor posibilidad de ser candidatos a diputados federales.

Aunque no parezca, hay sobrado interés de los priistas por lograr esas posiciones, porque si bien fueron derrotados en la elección a gobernador, aún estiman que existen condiciones para poder competir y retener posiciones.

Todo en un escenario nacional que no beneficia para nada al PRI, y en donde incluso algunos priistas han comenzado a abandonar el barco para irse directo a Morena, pues Andrés Manuel López Obrador emerge indudablemente como un protagonista principal en la elección presidencial del próximo año.

ELECCIÓN EN TELESECUNDARIA.

El 30 de marzo, se renovará la dirigencia sindical del Sindicato de Telesecundarias, y aunque hay cuatro planillas la encabezada por el profesor Javier Díaz Bueno se identifica con el magisterio disidente, ampliamente reconocido.

El profesor Díaz Bueno, es hermano de Joel Díaz Bueno, docente que junto con el profesor Ramiro Ramírez fueron arrestados el año pasado en el marco del informe de Gobierno del ahora exgobernador Jorge Herrera.

Javier Díaz Bueno, enfrenta a Gerardo Santillán, Javier Ortiz y José Barrón, y aunque estos tres últimos encabezan diferentes planillas al interior de dicho sindicato que aglutina unos tres mil docentes, se habla que están más o menos alineados en un mismo sentido.

Díaz Bueno podría ser, algo así como un representante del magisterio que se ha movilizado en Durango contra la Reforma Educativa, y que ha provocado que más de 60 profesores hayan quedado sin sueldo, en un problema generado por la Federación y trasladado a los Gobiernos estatales.

Un cambio en el Sindicato de Telesecundarias podría ser positivo, sobre todo si recordamos que hace tres años, se denunció ante la Secretaría de la Contraloría una serie de presuntas anomalías cuyo desenlace nunca trascendió.

En esa denuncia, se señaló al anterior líder sindical de la Dirección de Telesecundarias, mismo que estuvo al frente del mismo Felipe Meraz, quien paralelamente se desempeñó como legislador local por el Partido Duranguense, satélite del PRI.

Meraz cobró fama porque afirmó, sin empacho alguno, ser diputado y cobrar como tal, además de mantener vigente su plaza como docente, por lo que también percibía un sueldo que no era devengado pues se desempeñaba como legislador.

Meraz fue compañero en la Legislatura local de Marco Aurelio Rosales Saracco, quien logró incluir en Telesecundarias a su esposa  María Elena Gamboa Carrillo, quien llegó a ser beneficiada con una de 40 plazas que hace tres años fueron señaladas de haberse otorgado de manera anómala.

Por su puesto Meraz, también beneficio en su momento a su esposa Sandra Román de la Cruz con una plaza que se adjudico y cuyo nombramiento como directora técnica le permitió contar con un sueldo superior a los 30 mil pesos, lo cual también compartió con la esposa de Rosales Saracco.

Esa denuncia quedó siempre en el aire sin que se haya logrado establecer lo que ocurrió con ese reparto presuntamente irregular de plazas de ese subsector de la educación duranguense cuyo sindicato se encuentra fuera del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

A los profesores Díaz Bueno se les reconoce por contar con aceptación en la base sindical y es posible que puedan lograr atraer votos suficientes como para disputar la dirigencia de Telesecundarias, cuya lucha por el reconocimiento como sindicato independiente se desarrolló hace unos 20 años.

Por lo pronto, las planillas de los profesores contarán con unos 22 días para poder desarrollar la campaña correspondiente entre los agremiados a dicho sindicato que se caracterizó por sumarse a las protestas del magisterio disidente.

En ese subsistema, así como ocurre en el resto del sector educativo, hace falta la criba para desterrar presuntos actos de corrupción que sólo propician mal uso del presupuesto destinado a la educación, mismo que se estanca o pierde en plazas de docentes que no imparten clases o bien aquellos que hace como que trabajan, lo que se refleja en el hecho que México ocupa últimos lugares en aprovechamiento escolar entre países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico.

UNIFORMES ESCOLARES PARA INDÍGENAS.

La Secretaría de Desarrollo Social consultó a comunidades indígenas sobre si les gustaría contar con uniformes escolares con la vestimenta típica de los grupos étnicos que viven primordialmente al sur del estado.

uniformetradicional010317

El resultado de la consulta ha sido que se ha podido corroborar la fragmentación que existe en la entidad en cuanto a los grupos y las tradiciones que difícilmente se vive en la población mestiza en donde la combinación de cultura nos ha permitido fundirnos en una cultura relativamente nueva, esa que tanto teme Estados Unidos.

Para Marcos Cruz Martínez, secretario de Desarrollo Social, manufacturar dos tipos de uniformes tendrá un costo aproximado de seis millones de pesos, para una población indígena que alcanzará unos 15 mil habitantes.

Si bien la intención no es mala, a veces se pueden cuestionar las medidas que pretenden mantener el estado benefactor sobre la población indígena que ha sido acostumbrada a la subsidiaridad a fuerza de programas y planes gubernamentales que les ha cortado la iniciativa a los grupos étnicos del país, y en el caso de Durango.

¿Cuál es la diferencia entre un duranguense que vive en la ciudad en su zona marginada y el duranguense indígena que vive en el Mezquital, Pueblo Nuevo o Súchil?, creo que ninguna y sin embargo, para los indígenas se contemplan hasta dos uniformes escolares.

La iniciativa cuenta con un ejercicio importante y relevante pues por primera vez se le consultó a la población beneficiaria sobre el plan asistencial, por lo que podríamos esperar que verdaderamente tengan uso esas otras prendas que habrá de financiar el Gobierno estatal con recursos de todos los contribuyentes.

Ojalá y no pase como las viviendas que se han entregado en esa zona del estado, en donde simplemente las casas no han sido ocupadas y  en cambio han sido saqueadas y vandalizadas a más no poder.

Es deseable que el reflejo de la cultura de esos grupos étnicos en sus vestuarios no se pierda, pero ojalá y sea a través de los uniformes escolares que se pueda fomentar el autoempleo, pues se supone que la confección de esa ropa habrá de correr a cuenta de las propias madres de los menores que recibirán los uniformes.

En el ciclo escolar 2016-2017, los indígenas duranguenses contarán con el tradicional uniforme deportivo pero también habrán de tener la posibilidad de recibir, en el caso de los varones, prendas de manta blanco, mientras que las mujeres contarán con faldas con un listón rojo y calcetas también de ese color.

Y quizá sea el color rojo pues fue la prenda más votada, seguida de la que lleva un vivo azul y finalmente aquella que lleva un listón color amarillo, por lo que las menores indígenas tepehuanas vestirán una ropa que podrá hacer alusión o se podrá vincular más fácilmente con el eterno PRI.

La iniciativa de dotar de uniformes tradicionales en la zona indígena también sirvió de marco para que el titular de la Sedesoe pudiera dejar en claro que su impugnación a Jesús Diez Flores, no es porque sea quien vaya a encabezar el proceso de licitación de los uniformes, ya que eso habrá de realizar la Secretaría de Finanzas y Administración.

Los duros señalamientos contra Diez Flores no han propiciado que el ejecutivo estatal haya decidido su retiro y más bien el mensaje ha sido que el personaje, involucrado en el mal uso de los recursos donados por Mariana Trinitaria en 2008, habrá se proseguir en su puesto.

LAS VARIABLES DE LA ALTERNANCIA.

Muchos duranguenses viven cierta duda sobre cuál debe de ser el papel del Gobierno estatal en torno al desarrollo de la vida de los organismos intermedios, pues la pregunta es si todo debe girar alrededor del ejecutivo estatal.

maquinas y empleados.

El gobernador José Aispuro Torres ha enunciado en varias ocasiones su determinación de permitir que esos organismos intermedios, tales como la Cámara de la Industria de la Construcción, puedan resolver sus elecciones y evitar el intervencionismo gubernamental como ocurría en el pasado.

Sin embargo, existe cierta inercia, por ejemplo en esa agrupación empresarial, de esperar la línea gubernamental sobre quién puede ser el elegido, y al mismo tiempo hay, entre quienes observamos ese proceso, la tendencia a pensar y analizar como lo hacíamos en el pasado.

Durante la semana pasada, la elección en la Cámara de la Industria de la Construcción degeneró en un problema pues, primero hubo un empate y posteriormente no se pudo celebrar una segunda elección.

En ese proceso participaron Miguel Ángel Mojica Vargas y Óscar Iván Orozco, aspirantes a los cuales inmediatamente se les etiqueto como cercanos o lejanos del actual Ejecutivo estatal, en una dinámica que no debería ser, pero que sin embargo subsiste quizá con base en esa larga tradición de más de 80 años de Gobiernos priistas en donde el Ejecutivo estatal definía hasta ese tipo de posiciones.

Lo grave del asunto es que, no podemos ver o analizar de forma diferente la renovación en esa Cámara, pues incluso se afirma que uno de los contendientes contó con el padrinazgo de un alto funcionario estatal y otros más afirman que otro contendiente contaba con el respaldo del Gobernador.

Frente a esos dimes y diretes, todavía el jueves por la tarde, en la comida de la renovación de la Canaco, el gobernador Aispuro Torres volvió a subrayar que no habrá de intervenir en los procesos de renovación de dirigencia de organismos empresariales, lo que debería de ser así, pues se supone encabeza un Gobierno del cambio, de la alternancia.

Si los constructores no son capaces de resolver una elección sin la necesidad de la intervención gubernamental deben de observar seriamente las lecciones que ha dejado la renovación en Canaco o bien la reelección en Canacintra, e incluso voltear los ojos a la renovación en el Consejo Coordinador Empresarial.

A los ciudadanos duranguenses nos conviene impulsar desterrar esa idea de que el Gobernador en turno debe de poner hasta a la reina de un plantel escolar, pues de persistir esa idea, la alternancia simplemente es un fracaso en los hechos.

Cuando votamos el pasado 5 de junio, la mayoría lo hizo para contar con un Gobierno diferente, un Gobierno que permita decisiones propias en los organismos intermedios, pero para ello se requiere que quienes participan en esos organismos asuman totalmente la responsabilidad de participar en esas instancias, sin buscar el padrinazgo de “papá Gobierno”.

Es difícil y sinuoso ese camino, pero siempre será mejor, pues esos organismos intermedios representarán efectivamente a sus asociados y no a los intereses del Gobierno en turno, lo que puede propiciar equilibrios.

Los equilibrios son positivos, tan es así que podemos observar cómo se ha desarrollado la actuación del Congreso del Estado, y eso nos permite ver que el Ejecutivo no tiene como oficina de tramite al Poder Legislativo, como ocurrió en el pasado, y que cada iniciativa, cada idea, cada paso, debe de pasar por el enriquecimiento y la negociación de los legisladores.