DÍAS DE DEFINICIÓN. 

Al concluir el presente mes se espera se tenga una definición sobre las aspiraciones que tienen Jorge Salum y José Antonio Ochoa en el PAN, por lo que en los equipos de ambos personajes se redoblan esfuerzos para lograr despuntar en el animo ciudadano. 

Siglas

La tendencia marcada al interior del PAN es lograr contar con un aspirante que sea militante panista y evitar que algún personaje de fuera del partido se vuelva a imponer, por lo que ambos personajes y sus equipos tienen esa convergencia. 

Indudablemente Salum es uno de los personajes más ampliamente conocidos entre los ciudadanos y los militantes panistas, lo que paradójicamente trae consigo un desgaste natural.

De cierto modo, Ochoa mantiene cierta frescura tanto entre militantes como entre ciudadanos, sin embargo, el actual diputado local puede y ha crecido en los últimos meses en cuanto al conocimiento que tiene la población sobre su persona. 

Si bien, Salum y Ochoa con los principales personajes al interior del PAN para la candidatura a la presidencia municipal, en las últimas horas se inserto en la competencia César Quiñonez, quien anunció su intención de buscar también la nominación. 

La presencia del director del Instituto Municipal de Vivienda, pareciera responder más a una estrategia impulsada por el propio alcalde José Ramón Enríquez Herrera, de contar con un personaje que pueda de alguna manera representar los intereses del presidente municipal. 

El funcionario municipal , hijo del senador Juan Quiñonez, tiene un largo historial al interior del PAN, sin embargo se les observa más cercanos al presidente municipal que a los intereses de los panistas que se han aglutinado en las cercanías con el Gobernador del Estado, José Aispuro Torres.

El senador Quiñonez ha sido continuamente señalado por algunos otros panistas por su cercanía con el alcalde, y su eventual salida del partido que encabezó como jefe estatal para irse en definitiva al partido Movimiento Ciudadano, sin embargo, mientras el propio personaje no de una definición pública se le deberá considerar como un militante más del PAN. 

En las proyecciones preliminares se habla de que el PAN contenderá en alianza o candidatura común en los municipios de Durango, Gómez Palacio y Lerdo, con el PRD. 

Es posible que esa idea tenga como objetivo dejar imposibilitado al alcalde Enríquez Herrera de poderse presentar por su reelección, pues, algunos argumentan que según la ley para poder optar por esa condición debe de ser respaldado por al menos uno de los dos partidos por los que llego en el 2016.

Anuncios

LA AVANZADA. 

En las últimas 24 horas se observó movimiento intenso entre dos personajes que se pueden considerar cuasi precandidatos a la presidencia municipal de Durango, y ellos son Héctor Vela Valenzuela y José Antonio Ochoa, el primero desde Morena y el segundo panista de hueso colorado. 

Vela Valenzuela quien se desempeña como Secretario General del Congreso del Estado anunció su registro como precandidato a la alcaldía de Durango, al tiempo de subrayar su trayectoria que ostenta, y su experiencia en su desempeño como servidor público. 

El personaje, tres veces secretario de gobierno en diversas administraciones estatales, sin lugar a dudas cuenta con experiencia para lograr enfrentar los retos del ejercicio de gobierno municipal, sin embargo deberá lograr convencer a la Comisión Nacional Electoral de Morena de ser un factor de triunfo. 

Vela Valenzuela ha buscado en meses pasados acercamiento con algunas expresiones del magisterio, que se supone quedaron lastimadas durante su ejercicio como titular de educación estatal, en el periodo en el que el gobierno federal impulso los exámenes de evaluación, y según ha comentado, ha logrado salir bien librado e incluso con adeptos tras su acercamiento. 

Es muy posible que Vela Valenzuela contará con contrincantes que pueden registrarse también como precandidatos pues ahí esta el caso de Ignacio Aguado, Iván Ramírez y posiblemente Sandra Amaya. 

En el escenario del PAN, el diputado José Antonio Ochoa se ha lanzado ruidosamente como aspirante, pero sobre todo tratando de mentalizar a los miembros de su partido a buscar un que sea un panista quien sea respaldado por las siglas de su partido. 

Ochoa trae como carta de presentación dos triunfos electorales de forma consecutiva, el segundo quizá el más importante pues logró ganar el distrito en condiciones adversas ante la ola generada por Andrés Manuel López Obrador.

El diputado local panista fue de los pocos que logró superar el tsunami de López Obrador, ese que llevo al Congreso del Estado a decenas de personas que sin hacer campaña lograron convertirse en diputados.

En el PAN se ha llegado a mencionar como eventuales candidatos a Jorge Salum y Carlos Maturino, además de que siempre estará latente la posibilidad de que el presidente municipal, José Ramón Enríquez Herrera pueda lograr en el centro del país recibir el apoyo del Comité Nacional para así buscar refrendar la posición. 

Por lo pronto, en el PAN pareciera que Ochoa ha pegado primero, y quien pega primero pega dos veces, caso similar ocurre en Morena con Vela Valenzuela, pues ambos se ponen adelante al menos en su destape. 

MORENA, SELECCIÓN SIN DISCUSIÓN.

El partido político Movimiento de Renovación Nacional definirá sus candidatos en la ciudad de México, en un procedimiento en el que no se aceptará discusión alguna so pena de cancelarse el registro de la precandidatura correspondiente. 

morena

El 15 de febrero, dos días antes de la visita del presidente, Andrés Manuel López Obrador a Durango, los aspirantes habrán acudido a inscribirse, y cómo lo habíamos visualizado, será en México en donde se defina quienes son aprobados como precandidatos o precandidato único, que podrá ocurrir y se dará a conocer el 27 de febrero. 

“La Comisión Nacional de Elecciones publicará la relación de solicitudes de registro aprobadas para los aspirantes a las candidatura s de Presidentes/as Municipales y Síndico/as los días 27 de febrero del 2019”, precisa la convocatoria. 

La misma convocatoria señala que queda estrictamente prohibido que los aspirantes realicen acusaciones públicas contra el partido, sus órganos de dirección o los precandidatos, de tal suerte que se cancela cualquier tipo de discusión pues en caso contrario se eliminará la precandidatura de cualquier aspirante. 

El partido del presidente de la República contempla la eventualidad de que se lleguen a desarrollar asambleas en donde participen hasta cuatro precandidatos, y en ese caso habrá votación en donde deberá participar el 50 por ciento más uno de los militantes de dicho instituto político. 

La convocatoria no establece cuál será la cantidad de municipios que se reserven para aspirantes externos, aquellos que no tengan militancia en Morena, además de que en un momento dado podrán contender por una candidatura candidatos con militancia y externos. 

De hecho, en la composición de la planilla, para el caso de Durango, al menos cinco candidatos a regidores deberán ser personas externas a Morena, pues así lo establece la convocatoria. 

Muy seguramente sobraran aspirantes que carezcan de militancia y que busquen algún espacio en el novel partido político que será seguramente uno de los destacados participantes en el proceso electoral para renovar 39 ayuntamientos, en donde se pretende paridad de género, misma que obliga un acuerdo del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana que ha fijado el criterio de que 20 de las 39 alcaldías deberán contar con aspirante mujer. 

Así, pues Morena dispone que sus candidatos sean palomeados en la ciudad de México, y eso puede convertirse eventualmente en una ventaja para el resto de los partidos políticos que podrán definir más en lo local que en lo nacional. 

ACTIVISMO EN EL CENTRO. 

Como ocurría en el pasado, cuando el PRI era el otrora partido hegemónico, las candidaturas del PRI y Morena se habrán de resolver en buena medida en el centro del país, y quizá el PAN pudiera salvarse de esa condición, al contar con ejecutivo estatal panista. 

casillaelectoral110518

En Morena queda cada vez más claro que los personajes deberán de realizar pasarela en la ciudad de México para lograr la nominación como candidato a la presidencia municipal de Durango. 

Cada uno de los aspirantes morenistas, en lo corto, expresan tener cierta ascendencia con Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional de Morena, y algunos otros con algún otro personaje como es el senador Ricardo Monreal, entre otros. 

Otniel García Navarro, Sandra Amaya, Héctor Vela son los personajes más nombrados como eventuales aspirantes, aunque últimamente se empieza a manejar el nombre de Ignacio “Nacho” Aguado. 

Cuando Morena inició en Durango, había cuadros que hicieron el trabajo duro, como Ivan Ramírez, quien de existir justicia en ese partido político bien podría encabezar una candidatura a una alcaldía, quizá no en la capital, por los intereses que representan el municipio de Durango, pero si debería de otorgarse un espacio de ese tipo a personajes como el ex dirigente estudiantil. 

En el PRI si bien, a nivel local se empiezan a mover algunos personajes como Gustavo Lugo y Arturo Yáñez Cuéllar, entre otros personajes, muy seguramente las decisiones se tomarán en el centro del país, y en Durango sólo se habrá de dar algún matiz para evitar incurrir en un exceso en la definición. 

En el PAN, lo razonable sería que el ejecutivo estatal pudiese operar tranquilamente, con la venia del Comité Ejecutivo Nacional, la definición de un candidato competitivo en donde difícilmente se puede esperar una reelección de José Ramón Enríquez Herrera. 

No obstante, no se puede perder de vista al actual alcalde, pues una vez más ha logrado encabezar una agrupación de alcaldes, de la cual no estamos seguros a que presidentes municipales representa, pero esa condición le permite una vez más, intentar negociar desde el centro del país. 

Solo hay que recordar que de esa manera logró amarrar el año pasado la candidatura en primera posición al Senado de la República, lo que le permite hoy tener un escaño en esa instancia de poder, aún y cuando ahora tenga una licencia. 

Sin duda, quien sea candidato de Morena esta llamado a competir en serio por la alcaldía, así que ahora les urge contar con el mejor perfil. 

LAS VERSIONES DEL PRESUPUESTO.

Conforme se han dado a conocer los datos del Presupuesto de Egresos de la Federación y su maltrato a Durango, representantes de Morena en la entidad han difundido una versión diferente a los documentos que hasta ahora nos sustentan recortes a diestra y siniestra.

Inversion220917

César Aguilar Palacios, coordinador de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado declaró que el gasto para Durango ascenderá a los 32 mil millones de pesos, eso sin contar 10 mil millones extraordinarios para atender a grupos vulnerables.

Las declaraciones de Aguilar Palacios distan mucho del documento emitido por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados de la LXIV Legislatura, en donde se presenta una identificación de recursos aprobados en el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019.

En dicho documento queda claro por ejemplo el recorte del 46.2 por ciento que sufrió el ramo de comunicaciones y transportes, pues solo se autorizaron 836.4 millones de pesos, cuando en 2018 se contó con mil 496 millones de pesos aprobados.

Ese gasto previsible dejó sin recursos el rubro de proyectos de construcción de carreteras que en 2018 contó con 794.9 millones de pesos, y el cual quedó reducido a cero.

También se eliminó la partida de proyectos de construcción de carreteras alimentadoras y caminos rurales que en 2018 contó con 165.4 millones de pesos.

Donde hubo incremento, y se puede subrayar, fue en el rubro de reconstrucción y conservación de carreteras que en 2018 contó con 241.3 millones de pesos, mientras que para el 2019 contará con 481.6 millones de pesos, un aumento del 92.2 por ciento.

Aunque hubo algunas partidas con incrementos en el balance general, fue negativo para Durango, entonces vale la pena preguntar a legisladoras federales de Morena qué pasó con su gestión.

Y en todo caso, ojalá Aguilar Palacios pueda presentar el dictamen aprobado del PEF para poder checar que efectivamente los recursos se incrementaron para Durango.

Es posible, como lo señalé en la columna pasada, que haya recursos para la entidad, sin embargo, y de acuerdo a la tendencia, los mismos serán directamente administrados por el Gobierno federal.

De ahí que el centralismo volverá a sentar sus reales como en los 70 ‘s y otras décadas más atrás, en donde no será remoto contar con decisiones ajenas a la realidad, pues el gasto se volverá definir desde un escritorio en la Ciudad de México.

EL CENTRALISMO. 

El Presupuesto de Egresos de la Federación quedó aprobado el 24 de diciembre del año pasado, y con el mismo quedó plasmado el espíritu centralista que trae consigo el presidente Andrés Manuel López Obrador, que es justificado por diputados de Morena como una acción de gobierno sin intermediarios. 

Coins On See-Saw --- Image by © Images.com/CORBIS

Al revisar el PEF se observa para el estado de Durango recortes de diversa índole en programas federales, que regularmente eran operados por la Secretarias de Estado del Gobierno de la República, sin que la administración estatal pudiera asumir ese gasto como una gestión local o del ejecutivo estatal en turno. 

Uno de los recortes que seguramente serán de los más dolorosos para el estado es en el rubro de comunicaciones y transportes, que son carreteras, pues el ajuste asciende al 46.2 por ciento, ya que en 2018 se autorizaron al estado hasta mil 496 millones de pesos, mientras que para el 2019 apenas se han autorizado 836 millones de pesos, según documentos de análisis de la Cámara de Diputados federal. 

En ese apartado, hay que revisar con calma cómo quedan los recursos, pues a nivel local, Arturo Díaz Medina, Secretario de Finanzas mostró en días pasados una tabla en donde se aseguró que en el rubro de carreteras hay un incremento del 8.1 por ciento, ya que en 2018 se autorizaron mil 566 millones 170 mil 158 pesos, mientras que para el 2019 habría mil 692 millones 917 mil 390 pesos, lo que sugiere un aumento de poco más de 126 millones de pesos. 

Independientemente de poder corroborar un dato u otro, lo real es que la Federación trata de quedarse con los recursos, cuando ese dinero corresponde a las entidades federativas en términos generales. 

En el caso de Durango, no nos ayuda mucho tener ese planteamiento, pues el dicho general es que el territorio duranguense es subsidiado por el Gobierno Federal, pues si todo lo recaudado en la entidad se quedara aquí, no alcanzaría para poder hacer frente tan solo al gasto corriente que implica los sueldos de unos 50 mil empleados que se aglutinan desde profesores, trabajadores de salud y empleados del gobierno estatal. 

Existe la percepción que el Gobierno de la República ha concentrado el recurso para el centro, y que desde allá intentarán aplicarlo sin que los gobiernos estatales puedan intervenir.

Hasta que punto ese centralismo impactará a las entidades federativas?, es un punto que podremos ver y sentir en los siguientes meses, sin duda alguna. 

NUEVAMENTE ELECCIONES. 

Apenas despunta los primeros días del 2019 e inmediatamente volvemos a observar en el escenario la inminente disputa electoral para renovar 39 ayuntamientos al proseguir el caótico calendario electoral duranguense que nos lleva a las urnas casi cada 18 meses. 

casillaelectoral110518

Al reto de intentar hacer más con menos, pues así queda el presupuesto para el 2019, se acumula la ineludible cita electoral que propiciará un gasto cuyo objetivo será llevar a la población a votar por una u otra opción.

Como quienes detentan el poder en la entidad son Morena y el PAN, quizás esos partidos sean los que puedan concentrar la propaganda y el uso de programas oficiales, como podrá ocurrir sin duda alguna con esos planes del presidente Andrés Manuel López Obrador que otorgará unos 3 mil 600 pesos mensuales a aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan. 

Además, otorgará beca para estudiantes del nivel superior y para cubrir mejor el espectro, incrementa el apoyo a aquellas personas mayores de 65 años, independientemente si los aludidos cuentan o no con algún tipo de pensión o jubilación. 

El Gobierno Federal-Morena se apresta pues a lograr una cosecha importante de votos a partir del planteamiento anterior, de los programas sociales que ahora responderán seguramente, como en tiempos del PRI, al partido político en el poder. 

Bajo la óptica anterior, el gobierno estatal-PAN intentarán enfrentar la embestida federal, y con programas asistenciales locales buscarán retener sufragios para lograr reelegir presidentes municipales e impulsar figuras propias en aquellos lugares en donde la lógica actual pide contar con aspirantes propios.

Si como hasta ahora se visualiza, el alcalde de Durango, José Ramón Enríquez Herrera no tiene el respaldo del PAN, es posible que participe por algún otro instituto político, por lo que a nivel municipal cada nivel de gobierno habrá de respaldar a algún aspirante. 

Así pues, el gobierno municipal volcaría su respaldo a algún aspirante de Movimiento Ciudadano, el gobierno estatal a algún candidato del PAN, y el Gobierno Federal respaldará al candidato de Morena, con lo cual el resultado será todo un enigma. 

Dicho escenario es crudo pero en buena medida real, y el tiempo nos permitirá observar que tan cercanos estamos de la primer apreciación que nos surge en el recién desempacado 2019. 

Un nuevo año implica retos, pero los duranguenses los habremos de superar como lo hicimos en el 2018 y años anteriores.